faviconHola, amigos. Llevaba mucho tiempo pensando en hacer una web personal… de hecho, el dominio beatrizrecio.com ya lo tenía cogido desde hace años, pero nunca me había decidido a montar el site.

Ayer mismo hablaba con mi amiga de la infancia, Virginia Guisasola, a la que he vuelto a reencontrar después de ¡30 años! y que en estas tres décadas se ha convertido en una experta en formación, coaching, desarrollo profesional y personal, y comentábamos que estar en las redes sociales impulsando lo que ahora se ha dado en llamar Marca Personal es imprescindible hoy en día. Y no porque el hacerlo sea garantía de éxito y rosas, de fama y triunfo, de autopromoción pura y dura, sino, porque si no estás, simplemente, no existes. Y está claro que en algunas profesiones- como la mía-, o en el caso en que quieras lanzar un negocio, montar una empresa o simplemente buscar trabajo, por ejemplo, tienes que hacerte visible.

Pero las webs personales, los blogs y por supuesto las redes sociales son un arma de doble filo, una dosis de sobreexposición pública a la que los que tenemos un carácter ciertamente menos exhibicionista nos hemos resistido con uñas y dientes… os podría poner un montón de ejemplos de personas que están en estas redes y que si se mirasen con un cierto sentido autocrítico se darían cuenta de que se hacen poco favor a si mismos…

Por otro lado, ahí está toda esa maravillosa gente, cada uno con su personalidad, con sus ideas, conocimientos, sentimientos y emociones, compartiendo y enriqueciéndonos a todos, buscando, comentando, relacionándose como nunca antes habríamos soñado…

¡Uf! Intentaré hacerlo lo mejor que pueda. Trataré de contar el día a dia de Mujerespacio y de todos los proyectos que nos traemos entre manos. Si el trabajo enorme al que nos enfrentamos cada día me lo impide, prometo, como mínimo,  tener abierta aqui una via de  comunicación para que podáis contactarme y conocerme mejor, preguntarme lo que queráis y en fin, mostrarme tan cercana como siempre lo he sido por detrás de mis webs y productos.

Pero por favor, perdonadme si no me vuelvo loca tuitteando cada paso que doy o posteando al mundo todos mis pensamientos y experiencias. Entended que no está en mi naturaleza ser la estrella de la función ni una lider de opinión, que soy solamente una mujer corriente, como tantas otras, tratando de emprender, tratando de salir adelante, luchando por seguir siendo aquella apasionada periodista que iba detrás de la noticia, no delante…

Gracias a todos por vuestra comprensión y sed bienvenidos.