compostura

FOTO: Naypong / FreeDigitalPhotos.net

Me ha hecho gracia el enfoque de este artículo que la revista Forbes dedica a directivos y líderes y que da consejos  sobre “cómo mantener la  calma en tiempos difíciles”. Sin duda útil y necesario hoy a pesar de que hace unos años nos habría parecido un tema casi éxotico. Y hay que tomárse muy en serio los consejos: la conocida revista estadounidense  es una institución, fue fundada en 1917 y, con sede en la Quinta Avenida de Nueva York, es todo un referente en el mundo de los negocios. Cuando lo dice Forbes…

El artículo empieza diciendo que en tiempos de incertidumbre como los que vivimos se hace más importante que nunca tener agilidad y paciencia, más mano izquierda, vamos, a la hora de reaccionar ante la presión que nos rodea.

El aplomo de un líder se transmite a través de su actitud, lenguaje corporal y presencia general“, señala el autor, Glenn Llopis, ” y el liderazgo ya no consiste sólo en obtener el mejor desempeño, aptitudes y desarrollo de los empleados, sino más en hacer que estos se sientan a salvo y seguros“.

Los trabajadores están cansados de trabajar en modo supervivencia“, dice Llopis,y quieren formar parte de una cultura de empresa en la que la oficina sea un sitio seguro al que volver cada día para dar lo mejor de si mismos sin  estar temblando por su puesto de trabajo“.

Para conseguir el ambiente propicio y a pesar de la que está cayendo, el artículo da siete consejos a los líderes empresariales para mantener la moral alta:

No permitas que tus emociones se dejen ver.

– No te tomes las cosas como algo personal

– Mantén una actitud mental positiva

– No tengas miedo

– Toma decisiones, no dudes

– Hazte responsable

– Actúa como si ya hubieses pasado antes por esa situación

En definitiva, el autor viene a aconsejar al líder no perder la calma y actuar como el director de orquesta o capitán de barco que se supone que es. La imagen que transmitiremos con esta actitud es la del lider-roca, el lider-ancla en el que se puede confiar porque “él ya estado antes ahí“, porque decide sin dudar y porque no parece tener miedo por mucho frio que haga ahí fuera…

Sin duda los nuevos tiempos han hecho más importante que nunca que el líder tenga una serie de capacidades y habilidades personales sin la cuales, difícilmente obtendrá buenos resultados. Atravesamos una época en la que los empleados que están sobreviviendo a los diversos ajustes, reajustes, cribas y ERES, están muy “tocados”, como indica Llopis. Y no es fácil mantener la dirección del barco cuando a nuestro alrededor hay miedo, desánimo, frustración, pena, falta de expectativas, desconfianza e incluso ira…

En muchas empresas el ambiente se ha deteriorado en los últimos años. Lo que extraigo de estos consejos (no todos ellos 100% acertados, en mi opinión) es que el lider debe mostrarse más humano que nunca pero sin mostrar flaquezas, debe ser realista en el análisis y en los problemas que se plantean pero sin transmitir negatividad, y debe potenciar la comunicación y el buen ambiente pero sin dejar lugar al rumor y la mala onda…seguir los consejos de Forbes para ser ese lider-ancla parece una buena opción.

¿Estaís de acuerdo?