La curación de contenidos es el trabajo de selección de información de interés que puede (y debería) ir enriquecido por el valor añadido que tú puedas darle, con tu punto de vista. En la medida en que las redes sociales y las herramientas de curación te ofrecen los medios necesarios para ganarte a un público fiel e influir sobre ellos, está en tu mano conseguir captar la atención de esa audiencia y convertirte en un/una curador/a o #contentcurator. Lo que antes se llamaba ser un lider de opinión, vaya, sólo que en la Red, con un público que no tiene límites de crecimiento ni de alcance geográfico.

Eso si, curador no es todo el que quiere, sino el que puede. La curación requiere, como todo liderazgo, tener algunas capacidades: criterio, conocimientos, cierta empatía, rigor y constancia que deriven en credibilidad, ideal si cuentas con habilidades sociales (al menos en la Red), honestidad y a ser posible, una estrategia, una idea clara de hacia donde vas o quieres ir.

No sirve ir al tun tun, publicar de forma errática… si quieres que te consideren un especialista y que la gente se tome en serio lo que recomiendes leer, especialízate, ten un objetivo. Y mucha paciencia. No es tan fácil como parece. No todo el mundo sirve. Y el trabajo es laborioso.

Using Content Curation to Create the Perfect Content Marketing Mix

Artículo original publicado en Womantalent.com