Captura de pantalla 2013-10-03 a la(s) 20.21.03Nací en Santander el 27 de septiembre de 1970.

Cuarta de seis hermanos, creativa, imaginativa y con aparente vocación de escritora, a los 4 años sabía leer y mis padres no se explican por qué. Creen que aprendí sola. A los 6 años leí el que considero mi primer libro de adulto y escribí mi primer cuento; a los 10 ya había leído a Blasco Ibáñez , Galdós o Unamuno , había devorado “Ana Karenina” y desmenuzado una sesuda biografía de los Reyes Católicos, entre otras muchas obras de las que iban cayendo en mis manos procedentes de la estupenda biblioteca que tenían mis padres.

Fui una alumna brillante en el instituto, rapidilla en la Universidad, entregada y apasionada periodista en prácticas, trabajadora incansable, periodista vocacional y tardía descubridora de mis capacidades como emprendedora.

Lo mío era escribir, asi que durante 12 años ejercí el Periodismo tradicional  en Prensa escrita (si, ese que ya casi no existe), y fui redactora especializada en Economía e Internacional, enviada especial a decenas de países, corresponsal y redactora jefe. Años maravillosos, intensos, llenos de pasión, entusiasmo y crecimiento.

Los 90 fueron por tanto una época apasionante en la que descubrí el mundo y la vida. Viajé por todas partes, viví en Alemania, República Checa y China y aprendí casi todo lo que me ha llevado a ser quien soy hoy. A partir del 2000, di un importante giro a mi carrera al pasarme “al lado oscuro” de Internet, donde profesionalmente crecí mucho y adquirí habilidades y conocimientos que me han convertido en una experta en el área.

Y en esta segunda década del siglo XXI he dado un paso más allá, tras ocupar puestos de responsabilidad en diferentes empresas e incluso crear mi propio grupo de portales y productos on line. Me encuentro inmersa en estos momentos en una interesante travesía empresarial y profesional que afronto con seguridad y certeza. Estudiosa del liderazgo, aprendiza siempre de todo y todos, me guían, como siempre, la curiosidad, la pasión y el afán por la excelencia.

Como seguramente te ha pasado a ti también, he llegado hasta aqui después de muchas experiencias y circunstancias. Desde el punto de vista personal, a los 18 años me enamoré por primera vez, a los 21 me rompieron el corazón, a los 22 empecé a fumar y a los 24 pensé, tras haber vivido en Colonia y en Praga, que mi futuro estaba fuera de España… así que me fui a Pekín, por un año, por dos, por tres… y me habría quedado siempre fuera, si no fuese porque a los 25 años me enamoré del mejor de los hombres, y a los 28, por él, volví a Madrid; a los 29 nos casamos, a los 33 tuve a mi primer hijo y a los 40 nació el segundo…

Y luego llegó está crisis económica y social… y me encontré con que, tras más de 20 años de intensa profesión, pasaba a formar parte de un nutrido grupo de mujeres excelentemente formadas, superpreparadas, con interesante experiencia y mucho que aportar, pero en la cuarentena en cuanto a edad y en cuarentena en lo que respecta al mercado laboral.

No lo dudé. Era el momento, una vez más, de empezar a construir algo distinto… Así surgió Mujerespacio.

Y luego vino todo lo demás…